Mañana el IVA sube del 12 al 14 % Las ventas y el empleo se han deteriorado en el último año Los ciudadanos adelantan sus compras para evitar la subida La recaudación bajará un 30 %

La subida del IVA de dos puntos, en medio de un mal año económico que ha deteriorado ventas y empleos, deja al sector comercial con un futuro incierto hasta el punto de no querer anticipar estimaciones de impacto. La Cámara de Comercio de Guayaquil no quiso ponerle cifra a la consecuencia directa a la que todos se refieren: el 14 % de IVA provocará una caída del consumo. Pero, ¿de cuánto?

Semejante prudencia a la hora de estimar las pérdidas responde a un fin. “No hay que ser alarmistas ni enviar un mensaje negativo”, aclara el director ejecutivo de la CCG, Juan Carlos Díaz-Granados. No obstante, reitera los puntos y preocupación que ya pronunciaron días atrás los gremios.

Primero, todo impuesto es inflacionario; segundo, las recaudaciones tributarias ya venían cayendo y esa caída va a seguir; tercero, también van a caer las ventas; cuarto, la subida del IVA es regresiva por lo que afecta a los que ganan menos; y quinto, lo que se recomienda es bajar los impuestos.

Pero aunque la Cámara de Comercio de Guayaquil no se aventuró a cifrar la caída de ventas que pueda sobrevenir a partir del 1 de junio, se pueden hacer dos cosas: mirar atrás para ver que fue un mal año para el sector comercial y además, revisar las previsiones de recaudación del Impuesto al Valor Agregado.

“El IVA es igual al consumo”, indicaba Díaz-Granados. Es decir, es el impuesto que grava las compras y por tanto, una caída de la recaudación refleja un descenso en las ventas. En este punto, el Servicio de Rentas Internas ya adelantó que pese a la subida tributaria, estimaban una merma en la recaudación del mismo de un 30 %. “Las cifras de recaudación tributaria acumuladas a abril 2016 ya dan cuenta de una caída del 14 % con respecto al año 2015 y no hay indicios de recuperación económica en el corto plazo. En este sentido no se prevé una recuperación en la recaudación para el cierre del año”, apostilla César Ortiz, Socio de Impuestos en la consultora PwC.

“El incremento de dos puntos porcentuales del IVA no asegura una mayor recaudación, en su lugar podría desincentivar el consumo de bienes y servicios gravados con dicho impuesto. La economía podría verse afectada ante esta eventual disminución del consumo. Vale indicar sin embargo, que no todos los bienes y servicios están gravados con el IVA”, prosigue.

Pero al comercio no le consuela que haya bienes exentos de IVA, ya que debe calcular el efecto disuasorio de consumo que se extiende a los demás productos que no están gravados con ese impuesto.

La subida tributaria juega, por tanto, con la psicología del ciudadano que ha adelantado las compras de algunos artículos que estarán gravados desde mañana con un 14 %, en lugar de un 12 %, como ya se pudo leer en EXPRESO la semana pasada. El que tenía previsto hacer un dispendio en electrodomésticos, por ejemplo, ha aprovechado los últimos días del 12 % para evitarse el sobrecargo tributario.

Otros ya se plantean empezar a enterarse de cómo funciona el muy promocionado dinero electrónico para poder beneficiarse de un descuento de hasta el 4 %, pese a que la penetración de este sistema en la rutina de pago del ciudadano sigue siendo muy tímida.

Los comercios también han empezado a idear estrategias de ventas que compensen el encarecimiento de los artículos, en un año donde las ventas han tenido resultados negativos en 7 de los 12 meses y cuando ha habido crecimiento, este ha sido muy modesto, de acuerdo a la Encuesta Mensual de Opinión Empresarial actualizada a abril por el Banco Central de Ecuador.

Ni siquiera la Navidad salvó el ejercicio, ya que el mes de mejor rendimiento las ventas subieron un 13,3 % pero en enero las mismas se descompensaron con un -16,4 %.

El desempeño del sector se refleja en los hogares, pues desde abril de 2015, el comercio tiene en negativo la demanda de empleo.

Además, según el Comité Empresarial Ecuatoriano, en el primer trimestre del año, el 84 % de las empresas (de una encuesta a 150 que reúnen ventas por más de 8.200 millones y dan trabajo a 51.800 personas) han visto reducidas sus ventas. Y de ellas, el 19 % alegaba como motivo para este mal desempeño el incremento de costos y precios altos por los impuestos y las restricciones. Esta razón es la tercera más alegada por las empresas en dificultades, tras la falta de liquidez y la incertidumbre y desconfianza, según los empresarios.

Los datos de clientes al SRI

Ya está vencido el plazo para que los bancos remitan al Servicio de Rentas Internas la información sobre las transacciones que hacen sus clientes mediante tarjetas de débito o crédito, según explicó ayer a EXPRESO, el presidente de la Asociación de Bancos Privados del Ecuador, Julio José Prado. Los bancos solicitaron una ampliación de ese plazo, que no se ha concedido, así como una reunión con las autoridades del SRI para entender la medida, que no se ha dado. Eso significa que las entidades financieras tendrán que empezar a cumplir con el requerimiento para evitar las sanciones que impone la resolución del SRI.

Fuente: EXPRESO