Tranquilo y entusiasmado expresó estar Gastón Oviedo, nadador argentino de 37 años, antes de iniciar el reto de cruzar el río Guayas, desde la Base Naval Norte hasta la isla Puerto Roma, como parte del primer tramo de su travesía hacia la isla Puná.

A las 08:30, luego de una ceremonia de la Armada del Ecuador, se alistó con el traje de baño que tenía la bandera de Argentina y que decía «triatlón San Luis», provincia de donde él es oriundo; enseguida hizo los ejercicios de estiramiento.

A las 08:40, con la marea a favor y con una melodía de despedida de la Banda Blanca, el atleta empezó a dar sus primeras brazadas por el manso Guayas. Serán 42 kilómetros los que recorrerá hasta Puerto Roma.

El recorrido lo hace con el seguimiento de un entrenador, el sargento José Matute, que va a bordo de una lancha (Venus) detrás de él. Tambièn lo sigue otra embarcación (Antares) con personal médico y seguridad del Inocar.

El nadador tiene previsto terminar el primer tramo alrededor de las 13:30 o 14:00. En los primeros quince minutos ha nadado un kilómetro aproximadamente.

Ya la semana pasada hizo una práctica en el río, del puente de la Unidad Nacional hasta el muelle de la Caraguay; lo hizo una hora diez minutos en ocho kilómetros.

Mañana continuará la travesía al nadar 27 km desde Puerto Roma hasta la isla Puná. Lo hace como un reto y como parte del septuagésimo quinto aniversario del Combate Naval de Jambelí de la Armada Nacional.

Él llegó al país después del terremoto del pasado 16 de abril con la idea de dar clases, pero también con el desafío de cruzar el río Guayas. Inocar le dio la apertura para cumplir la travesía.

Sus últimas proezas fueron el año pasado en la Amazonía brasileña. La primera, desde el puente de río Negro hasta el puerto de Manaos. El segundo trayecto, desde la playa de Ponta Negra hasta el mercado centro de Manaos, y el tercero en la isla Catalao, cruzando 15 kilómetros.

Fuente: EL UNIVERSO