El periodista chileno, Ernesto Carmona Ulloa, ve insólito las declaraciones del gobierno chileno sobre proceso electoral de la Asamblea Constituyente venezolana.

Leo con asombro la insólita declaración del gobierno chileno sobre el proceso electoral del domingo recién pasado en Venezuela: “Nos causa profunda decepción que el gobierno de Venezuela haya celebrado las elecciones a la Asamblea Constituyente”.

Es decir están decepcionados y consternados porque en el país caribeño se hayan realizado elecciones. Como simple ciudadano chileno de a pie no deja de sorprenderme que nuestro gobierno encabezados por una Presidenta y Canciller que se dicen ser “socialistas”, tenga ese grado de destemplanza ante una nación que aún sigue apostando por la paz y no por la confrontación. Agrega nuevamente nuestro gobierno: “No reconocemos la validez de esta elección”, porque según sus palabras, esta Asamblea fue votada por el 42% de los venezolanos, es decir carece de legitimidad.

Ante esta insolente declaración hacia otro país soberano me nace comentar lo siguiente:

La mayor coincidencia es que en la última elección presidencial en Chile en 2013, votaron exactamente el 41, 98% de los chilenos. Con este dato tendríamos que declarar también que el gobierno chileno no es legítimo en su origen y ustedes que nos gobiernan y que hoy ostentan un triste record de 24 % de aprobación ciudadana. Es decir carecen de autoridad moral para dar recetas de democracia a otros países del mundo.

Según la declaración de nuestro gobierno el acto eleccionario de ayer: “No resuelve los problemas y desafíos políticos que enfrenta Venezuela”. Aquí me pregunto: ¿Qué actos pueden resolver los problemas del país caribeño? ¿El golpe de estado, que ha estado pidiendo la oposición? ¿O tal vez la más brutal de las opciones, la invasión por parte de Estados Unidos? ¿O acaso es opción las acciones de saqueo, destrucción y sabotaje en que ha estado implicada la oposición en los últimos meses?,​ y que ustedes como gobierno nunca han condenado.

¿Estas son las soluciones, le pregunto señora Presidenta o señor Ministro? Me conmueve el hecho de que ustedes dos vivieron y sufrieron la más aterradora dictadura que tenga memoria nuestro país, sin embargo consideran ustedes esta solución como la salida más normal a la crisis.