El Gobierno de Ecuador, a través de la Cancillería, se refirió a la decisión de la Corte de Apelación de Suecia que negó al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, un recurso para revocar la orden de detención en su contra.

En relación con esta decisión, el Gobierno del Ecuador reiteró la validez de las conclusiones y recomendaciones emitidas por el Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de Naciones Unidas, que determinó que Julian Assange se encuentra detenido de forma arbitraria y que debe ser liberado inmediatamente.

En un comunicado, la Cancillería señala que el Gobierno ecuatoriano «ha llevado adelante iniciativas para garantizar el debido proceso, evitar dilaciones innecesarias y alcanzar una solución satisfactoria para todas las partes».

Puntualiza, además que, en reiteradas ocasiones, se ofreció a la Fiscalía de Suecia vías alternativas para avanzar con las diligencias. «Sólo después de que la Corte de Apelación de Svea y la Corte Suprema de Suecia, en 2014, responsabilizase, a la Fiscal, Marianne Ny, de incumplir su obligación de buscar vías alternativas, pudo firmarse el acuerdo de cooperación judicial propuesto por Ecuador».

Finalmente, el Gobierno ecuatoriano ratifica la vigencia del asilo concedido a Julian Assange hace 4 años, y «se reafirma en su intención de salvaguardar su integridad física y su vida hasta que el asilado llegue a un lugar seguro».

Fuente: El Telégrafo