Los campus de las universidades San Francisco y Politécnica Nacional, en la capital, fueron los escenarios escogidos por el candidato presidencial Guillermo Lasso (CREO-SUMA), para profundizar sus propuestas electorales.

Lasso ratificó ayer que está dispuesto a acudir al diálogo presidencial organizado por la Red de Maestros y Maestras por la revolución educativa, gremio que es afín al gobierno de Rafael Correa.

El candidato manifestó que su equipo está trabajando con los coordinadores del diálogo presidencial a efecto de asegurar un mínimo de neutralidad, de respeto a la dignidad de su familia que siempre lo acompaña y a su integridad física.

“En caso de llegar a un acuerdo que garantice esto, con mucho gusto voy a ir”, afirmó el presidenciable.

Ayer, en el coliseo Alexandros de la Universidad San Francisco, manifestó que un debate tiene que ser organizado bajo criterios de neutralidad y respeto a los dos participantes. “Voy a ir a los debates que nos inviten, la Cámara de Comercio junto a más de 90 gremios ha invitado lo cual acepté, pero el señor Lenín Moreno no acepta”.

Considera que el debate organizado por la Red de Maestros es una cancha inclinada en su contra, y por eso “se tiene que exigir un mínimo de neutralidad y luego el pueblo ecuatoriano lo juzgue y lo vea por la televisión”.

El director de comunicación de Guillermo Lasso, Eduardo Bonilla, envió una carta al coordinador nacional del gremio, Wilmer Santacruz, aceptando la participación de Lasso en el Diálogo Presidencial 2017, previsto para el domingo 26 de marzo, con el candidato Lenín Moreno, de Alianza PAIS.

Bonilla insistió en que se trata de un foro parcializado, pero que “irá igual”.

Esto, dice la carta, porque Guillermo Lasso está dispuesto a debatir en cualquier entorno, y que es su obligación democrática como candidato, a pesar de que Lenín Moreno ha declinado las invitaciones de diversos sectores a debatir sus propuestas, añadió.

Bonilla pidió una coordinación previa para afinar detalles de ese encuentro. Ayer se intento contactar a Wilmer Santacruz para conocer su respuesta, pero no atendió las llamadas telefónicas.

Lasso manifestó ayer que sería perder el tiempo pedir que el Consejo Nacional Electoral (CNE) actúe frente a lo que llamó campaña sucia y el uso de los medios públicos e incautados en su contra.

En la tarde, el candidato se reunió con las federaciones de Estudiantes Secundarios y de Estudiantes Universitarios del Ecuador, vinculadas a organizaciones sindicales afines a la Unidad Popular, que apoyan su candidatura. Por la noche regresó a Guayaquil.