El príncipe Guillermo y su esposa Catalina, que están visitando India, participaron este miércoles en un safari en el parque nacional de Kaziranga, en el estado de Assam, durante el que dieron de comer a crías de rinoceronte y de elefante.
La pareja real británica, vistiendo gamuchas (pañuelos tradicionales indios) bordados a mano, se reunió primero con los responsables de la fauna de la región, que intentan proteger a los rinocerontes de los cazadores furtivos.
Ambos subieron a un jeep y recorrieron el parque que alberga dos tercios de los rinocerontes indios que todavía viven en el planeta. Luego Catalina, luciendo gafas de sol y un vestido rosa estampado, alimentó a las crías de rinoceronte y de elefante con una gran botella de leche en la mano.
«Tenían muchas preguntas sobre la situación de la fauna salvaje en el país», dijo a la AFP la ecologista Rita Banerji, que se reunió con ellos en el parque. «La visita de la pareja real nos ayudará mucho a llamar la atención a nivel global sobre las especies en peligro de extinción», aseguró.
El parque de Kaziranga lucha sin descanso contra los cazadores furtivos, que matan a los rinocerontes para arrancarles sus cuernos y luego los venden en algunos países asiáticos donde se utilizan como medicina o como joyería.
Según datos reciente, en Kaziranga quedan 2.400 rinocerontes indios -una especie considerada como vulnerable- de una población total de 3.300.
Fuente : El Universo