Está convencido que se debe devolver la independencia a las funciones del Estado, así como eliminar la reelección indefinida y el Consejo de Participación Ciudadana.

(Entrevista publicado en Dario Expreso.ec)

¿La consulta popular podrá terminar con el correísmo?

-Ese es el camino para desmontar el aparataje correísta de estos 10 años. Es indispensable que la ciudadanía se pronuncie para eliminar la reelección indefinida, el Consejo de Participación Ciudadana, así como para nombrar a nuevas autoridades de la Corte Constitucional y del Consejo de la Judicatura.

-Pero el Consejo Nacional Electoral (CNE) fue nombrado por el Consejo de Participación del correísmo. ¿Cómo pasará ese pedido de consulta?

-Es un clamor de la mayoría de ecuatorianos que está indignado y protesta ante la Fiscalía por los hechos de corrupción de algunas de las máximas autoridades de los sectores estratégicos. El CNE no tendrá otra alternativa que aplicar el Código de la Democracia para que el pueblo ponga fin a la década correísta.

-Los organismos de control dicen que han cumplido con sus funciones y con lo que establecen la ley y la Constitución.

-El correísmo puso a sus funcionarios en todas las instituciones de control del Estado, eso permitió la impunidad y, por lo tanto, la corrupción.

-Ustedes tienen apoyo de otras organizaciones políticas y sociales. ¿Cuántas, por ejemplo?

-La lucha contra la corrupción es de todos. No se circunscribe a una sola organización política, sindicato o agrupación social. Cada dólar en manos de funcionarios corruptos significa menos escuelas, hospitales y menos desarrollo social.

-¿Esta acción qué le demostrará al presidente Lenín Moreno?

-El primer mandatario debe cumplir con su palabra: la cirugía mayor a la corrupción pasada, presente y futura. No puede solapar a los delincuentes. La consulta es un instrumento, la salida más conveniente y rápida para reorganizar el Estado.

-En la Asamblea también la oposición pide lo mismo. ¿No sería mejor que se unan todos en un gran frente?

-Creo que habrá coincidencias en eliminar la reelección indefinida y los organismos de control. Estamos dispuestos a firmar cualquier petición en conjunto para luchar contra la corrupción.

-Según ustedes, ¿hay pruebas suficientes para llevar al vicepresidente Jorge Glas a un juicio político?

-No solo a un juicio político, sino también ante la justicia. Hay vídeos, audios sobre el caso Odebrecht, Caminosca y el campo petrolero Singue. Eso en una Fiscalía independiente debería bastar para empezar la indagación previa. También se han pedido medidas cautelares para evitar que Glas salga del país.