El arsenal nuclear localizado en la base aérea de Incirlik de la OTAN corre serios riesgos de caer en manos de los terroristas, revela un informe independiente elaborado en EE.UU.

La presencia de aproximadamente 50 ojivas y bombas nucleares de EE.UU. en la base aérea de Incirlik, en el este de Turquía, implica el grave riesgo de que caigan en manos de «terroristas u otras fuerzas hostiles», revela un informe elaborado por el Centro Stimson, una fundación no gubernamental estadounidense especializada en temas de seguridad.

Una de las autoras del informe, Laicie Heeley, compara la presencia de las armas nucleares en territorio turco «lanzar los dados». Heeley destacó la ubicación de la base aérea de la Alianza Atlántica a solo 113 kilómetros de la frontera con Siria y agregó: «Estas armas tienen una utilidad nula en el campo de batalla europeo y en la actualidad son más bien un pasivo que un activo para nuestros aliados de la OTAN»
Fuente: RT