Los rebeldes hutíes, musulmanes chiitas que durante mucho tiempo se han sentido marginados en el país de mayoría sunita, han ganado territorios en Yemen desde enero, incluyendo la capital Saná, y su avance obligó ese mismo mes a dimitir al presidente sunita Abu Rabu Mansour Hadi y a su gabinete.

En el año 632, el profeta Mahoma,  chiita,   máximo líder de la religión musulmana, proclamó a su yerno Alí como su sucesor espiritual y político,   sunitas,  con lo cual comenzó una disputa entre dos vertientes que desde ese momento están divididas: los chiitas y los sunitas.

Visitas de hoy: 0
Total de visitas: 10763