Investigadores italianos anunciaron el descubrimiento de descendientes vivos de familiares de Leonardo da Vinci, a pesar de la desaparición de su cuerpo y por lo tanto sin recurrir a tests de ADN.
En una conferencia de prensa celebrada el jueves en la ciudad italiana de Florencia, los historiadores Alessandro Vezzosi y Agnese Sabato sostuvieron que la familia del pintor y matemático no se ha extinguido, como se pensaba.
Iniciada en 1973, la investigación ha permitido descubrir a unos 35 descendientes de la familia del pintor de la Gioconda y uno de ellos, según los medios, sería el cineasta Franco Zeffirelli, director de Romeo y Julieta (1968) y La Traviata (1983).Leonardo da Vinci no tuvo hijos. Estos descendientes serían familia de sus hermanos y hermanas.
Los restos mortales del maestro toscano se perdieron en las guerras de religión posteriores a su muerte en 1519, lo que privó a los científicos de preciosas muestras de ADN para intentar identificar cinco siglo después a miembros de su familia.
No obstante, los investigadores lograron reconstituir un árbol genealógico a partir de documentos hallados en iglesias y registros de propiedad, relacionados sobre todo con mujeres de la familia.
El anuncio de la existencia de descendientes vivos de la familia del maestro renacentista ha conmocionado a Vinci, su ciudad toscana natal, donde varios vecinos han descubierto sus vínculos con el artista.
«Mi mamá Dina tenía razón. Nos había hablado de documentos y cartas escritas hace lustros y que sólo se podían leer en el espejo», referencia al hecho de que Da Vinci escribía a veces de derecha a izquierda, declaró al diario La Stampa Giovanni Calosi.
«Nunca le dimos importancia a esos documentos que se perdieron o vendieron. Pero lo que consideramos mucho tiempo una leyenda transmitida de generación en generación ha resultado verdad», añadió este antiguo librero, que lleva nueve años colaborando en el estudio.

Fuente: Hispantv.