Agustín Mendoza, morador de la primera etapa de la cooperativa Juan Pablo II, dijo ayer sentirse preocupado por la notificación que él y otros trece vecinos recibieron del Municipio hace algo más de diez días.

Ese lugar, colindante con la cooperativa El Limonal, a un costado de la autopista Narcisa de Jesús, está en la zona de influencia donde se construye el puente sobre el río Daule para enlazar Guayaquil con Samborondón y así aliviar el tráfico que soporta el complejo vial de la Unidad Nacional, que a su vez satura la av. Pedro Menéndez.

En las notificaciones entregadas se anuncia el proyecto a los moradores, cuyas viviendas se verán afectadas total o parcialmente con la obra vial, que se prevé estará lista para el primer semestre del 2018.

“Lo que yo necesito es que me paguen (indemnización) porque ponerse (optar) a una reubicación, a dónde lo van a mandar a uno”, sostuvo.

De acuerdo con los documentos recibidos por los habitantes, en cinco casos la afectación será total, en otros siete el impacto será parcial. Mientras, existen otros dos predios que también se verán afectados, pero sus posesionarios no aparecen registrados.

“Este anuncio del proyecto permitirá fijar el avalúo de los inmuebles dentro de la zona de influencia de las obras al valor de la fecha del anuncio público de las respectivas obras”, se señala en la notificación.

Aquello, según el artículo 66 de la Ley Orgánica de Ordenamiento Territorial, Uso y Gestión de Suelo a la que se acoge el Cabildo, con el propósito de evitar el pago de un sobreprecio en caso de expropiaciones inmediatas o futuras.

Ante la inminente expropiación del predio que ocupa hace 30 años, Mendoza se lamenta porque en ese lapso edificó una casa de dos plantas en la que vive con su esposa, un hijo, su nuera y nietos.

“Esperamos que el Municipio se haga cargo de esto”, refiere con algo de desazón.

Las hermanas Uristela y Grecia Domínguez también fueron notificadas. Ambas ocupan un lote con viviendas divididas hace algo más de 20 años.

Uristela, quien se dedica a la costura, contó que para este año planeaba colocar una reja en la parte trasera de su casa y reemplazar una puerta. El año pasado, contó, hizo arreglos en las bases y en las paredes.

“Mi casa era pequeñita. Yo, aunque parezca poco, pero para mí es una millonada que yo he gastado porque soy pobre. No tengo adónde ir”, dijo ella.

Ángel Cusqui es uno de los dos posesionarios que no aparecen en el registro del Cabildo, y eso le preocupa aún más.

“Yo no sé si a mí me van a reconocer algo aunque sea, porque como no consto como propietario, no sé nada”, añadió.

Fernando Barroso, presidente del comité barrial, señaló que los habitantes de la coop. Juan Pablo II han mantenido reuniones con voceros municipales. Indicó que esperan una notificación definitiva.

En tanto, la construcción del puente, a cargo del consorcio Enlace 780, avanza según lo previsto. Al momento se hincan pilotes en el río, y en el lado de Guayaquil se hacen trabajos en la autopista y en la avenida José María Egas, a donde saldrá uno de tres ramales.

71 millones de dólares es el costo de la obra vial en ejecución. (I)