Los dirigentes indígenas de la Conaie, juntos con sus bases, se reagruparon hoy, jueves 10 de octubre de 2019, en el parque El Arbolito y en el Ágora de la Casa de la Cultura en Quito. Desde la mañana, los indígenas caminaron desde varios puntos cercanos hacia el centro-norte de la capital de Ecuador.

El Ágora de la Casa de la Cultura, con un aforo de 4.250 personas, se encuentra llena en las tres cuartas partes. Los dirigentes, como Leonidas Iza, presidente del movimiento indígena de Cotopaxi, y Jaime Vargas, presidente de la Conaie, ocupan la tarima donde tienen retenidos a ocho policías, entre ellos, una mujer.

La retención de los policías se confirmó esta mañana. El de mayor grado es el coronel Cristian Rueda Ramos. A todos les retiraron sus casos y sus chalecos antibalas. El objetivo es negociar con las autoridades para que no cerquen los alrededores y les permitan realizar una marcha hacia la Asamblea Nacional.

Uno de los policías retenidos intervino frente a todos los indígenas señalando que no quieren más violencia y que se acercaron a ellos para dialogar. Su compromiso, dijo, es no reprimir más.

A través de los micrófonos del Ágora, los dirigentes anunciaron que el coronel realiza negociaciones con sus superiores para que no se bloquee los alrededores. Inclusive, hicieron un llamado a la ministra de Gobierno, María Paula Romo, para que les fuera a rescatar.

Los indígenas se encuentran en el Ágora de la Casa de la Cultura.

Leonidas Iza, en un inicio, llamó a la calma y hacer una demostración de rechazo a la violencia, después de la represión registrada ayer de noche, que produjo la muerte de dos personas. En el Ágora de la Casa de la Cultura se armará una capilla ardiente, donde se hizo un minuto de silencio por los fallecidos.

Por su parte, Vargas señaló que no dialogarán con el Gobierno y que existe una delegación de indígenas amazónicos que están viajando a la capital. El dirigente señaló que no habrá negociación porque están resentidos por los hechos ocurridos los últimos días.

Además, cuestionó a otros dirigentes indígenas, como el presidente de la Conaice, que se habría aliado con el Gobierno. Vargas aseguró que se aplicará toda la justicia indígena a los «dirigentes traidores«.

Existiría, además, un grupo de dirigentes locales que cuestionan a la dirigencia nacional de la Conaie porque no estarían respondiendo a las demandas del pueblo indígena.

La dirigencia indígena obligó a todos los periodistas que están reportando desde el Ágora de la Casa de la Cultura a que presenten sus credenciales. Además, exigieron a los canales de televisión que transmitan en vivo sus demandas.

Fuente: lahora.com.ec