Esta mañana, el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC) publicó la Encuesta Nacional de Empleo, Desempleo y Subempleo (Enemdu), con corte a septiembre 2019. La principal conclusión es que, en el último año, 74.053 ecuatorianos más cayeron en el desempleo. Esto significa un aumento del 22%, con lo que la cifra total, en todo el país, asciende a 406.871 personas.

Además, el empleo adecuado, que cumple con un ingreso de al menos el Salario Básico, todos los beneficios de ley y 8 horas diarias, cayó del 39,6% al 38,5% de la Población Económicamente Activa (PEA). En otras palabras, 46.431 ecuatorianos más pasaron a la informalidad.

A nivel local, Cuenca es la ciudad donde más se deterioró el empleo formal, con una caída del 6,5%. Así mismo, Ambato sufrió con una reducción del 4,3%; y, en Quito y Guayaquil, 3,9% de su PEA cayó en la informalidad.

En el caso de subempleo, Quito es la ciudad más afectado con un aumento del 9,4% al 12,4%. Por el contrario, Cuenca experimentó una reducción del 9,3% al 6,1%.

A nivel nacional, 4’774.453 personas están en la informalidad. El porcentaje de trabajadores afiliados al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) bajó del 30% al 29,5%. A su vez, el porcentaje de ecuatorianos con empleo, que no tienen ningún tipo de seguro, subió del 57,4% al 58,9%. (JS)

El ingreso medio mensual se redujo en $20,3, pasando de $368 a $347,7. Este ingreso toma en cuenta a las personas con empleo adecuado e inadecuado. (JS)

Fuente: lahora.com.ec