Una resolución ministerial provocaría la disminución anual de 5.000 dólares y temen que pueda desaparecer.

El 21 de junio, el Ministerio del Trabajo tomó una decisión con la cual los bonos de desvinculación (retiro) que cobran policías y militares empezará a disminuir y podría llegar a desaparecer, según los militares retirados. Se trata de la eliminación de los artículos 2 y 5 de una resolución de enero de 2012.

El delegado de los militares retirados en el Instituto de Seguridad Social de las FF.AA. (Issfa), Bolívar Silva, aseguró que este análisis forma parte de la socialización de las reformas a la Ley de Seguridad Social. Explicó que, según la propuesta, este bono cubrirá 2016 y 2017 y se entregará completo. Pero desde 2018 empezará a disminuir 5.000 dólares cada año. “Después de 10 años ya no habrá el bono; en 2028 ya no se accederá al beneficio. Estaremos alertas para que esto no se toque”, advirtió Silva.

El artículo 2 de la resolución publicada en ese Registro Oficial de 2012 dice que los valores de compensación por concepto de desvinculación laboral se irán homologando progresivamente hasta que converjan en los valores establecidos por este concepto para la Policía Nacional y para los servidores públicos en función de los años de servicio, para lo cual se considerará todos los aportes que el Estado entrega al personal militar”.

Y el artículo 5 dice que los servidores activos de las FF.AA. que hubieren presentado su disponibilidad en 2010 y su desvinculación se realizó en 2011, los valores que percibirán serán los establecidos para 2011.
El debate

La “disposición transitoria” del Ministerio de junio de este año dispone que “el pago de los valores constantes en el artículo 1 de esta resolución se realizará con base en el grado militar que ostente el servidor a la fecha de su desvinculación y se realizará únicamente a favor de quienes hasta el 15 de junio de 2016 hayan alcanzado cualquiera de los grados contemplados en el cuadro constante en ese mismo artículo”. Una “disposición transitoria” similar se aplica para el grado policial.

En el artículo 1 del Registro Oficial de 2012, se detallan los valores de compensación por desvinculación en las FF.AA.: por ejemplo, 29.887 dólares para un general del Ejército, almirante o general del aire, 28.582 para un general de división, vicealmirante o teniente general. Para un suboficial mayor 18.700 y para un suboficial primero 14.400.

Fuentes del Ministerio de Trabajo descartan la eliminación del bono y aseguran que estos pagos se realizarán según el grado militar y policial previo a su desvinculación.

Deudas con el Issfa

Más de 540 millones de dólares es la deuda estatal por tres rubros en este sector. El pago al Issfa por 392 millones y que no permite la reactivación de los créditos, según el delegado de la institución, Bolívar Silva.

También exigen las transferencias de más de 55’217.000 por descuentos de préstamos quirografarios e hipotecarios a personal militar activo desde mayo de 2015. Está pendiente, además, la trasferencia desde el Ministerio de Finanzas, con corte al 7 de junio, de 13’804.165 por concepto de fondos de reserva correspondiente a las tres fuerzas.

En el personal pasivo también existe inquietud por la demora en la transferencia de 36 millones mensuales para el pago de pensiones a los 36.000 militares pasivos (5.000 oficiales y 31.000 miembros de tropa o voluntario).

Este Diario pidió información al Ministerio de Finanzas, pero hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta.

Fuente: LA HORA