Ayer se realizó la reconstrucción de los hechos en varios sitios de la capital, incluidos domicilios y restaurantes.
El 26 de abril deberá cerrarse la instrucción fiscal en el caso que investiga la supuesta venta de pases en el interior de la Policía Nacional. Hasta el momento, las investigaciones apuntan a atar algunos cabos sueltos que existían en el proceso, como es el caso de la reconstrucción de los hechos que ayer se cumplió en una jornada maratónica.

El fiscal de Pichincha, Wilson Toainga, con el apoyo de la Policía Judicial, encabezó las diligencias de reconocimiento y en este orden, visitó los domicilios de varios procesados y en unos casos hasta los de sus familiares, las instalaciones de uno de los restaurantes de comida rápida, la Comandancia General de la Policía, las instalaciones de la Escuela Superior de Policía…
Según la Fiscalía, en estos lugares se habrían reunido los procesados, indistintamente, para planificar las acciones que ahora se investigan e incluso para repartirse las supuestas regalías obtenidas del ilícito.
Fuente : La Hora