En el sector de Cuambo, parroquia de Salinas, a 30 km al noreste de Ibarra, un helicóptero de la empresa AvioAndes se cayó ayer, lo que provocó la muerte del piloto, el capitán en servicio pasivo Lenin Benalcázar, y del copiloto, el estadounidense, Tomberlyn Scott.

El accidente se produjo a las 06:45, aproximadamente, según los datos del Cuerpo de Bomberos de Ibarra. Los fallecidos estaban hospedados en  la hostería Paraíso Escondido, desde donde salían a diario, entre las 06:00 y las 09:00, en el helicóptero.

AvioAndes dijo, en un comunicado de prensa, que el incidente se produjo mientras realizaban operaciones de magnetometría en el sector de Lita, localidad de Cuambo. Los motivos del siniestro están en investigación.

Hechos 

Una llamada alertó a las autoridades de seguridad, quienes acudieron al lugar. Personal policial del GOE, Dinased y Bomberos fueron los primeros en llegar. Durante seis horas permanecieron en el sitio para la recuperación de los cuerpos.

En un abismo, en medio de montañas, se encontraba la aeronave completamente destrozada. Para llegar al lugar, los organismos de socorro recorrieron 2 kilómetros loma arriba desde la Panamericana y luego descendieron unos 100 metros para sacar los cuerpos atrapados en la estructura metálica del helicóptero.

A las 11:20, aproximadamente, sacaron el primer cuerpo a la superficie de la loma de Cuembo. El segundo lo recuperaron a las 11:45. El personal de rescate del Cuerpo de Bomberos procedió a descender con los cadáveres, por un terreno de difícil acceso.

En el operativo participaron más de 40 miembros policiales del GOE y Dinased, así como más de 10 bomberos especialistas en rescate. Al lugar también llegaron representantes de la Fiscalía.

Investigaciones 

Personal de Investigación de Accidentes Aéreos de la Dirección General de Aviación Civil también se trasladó al sitio, para realizar las pruebas al helicóptero, para conocer si existió una falla mecánica.

AvioAndes, al enterarse del accidente, explicó que la aeronave disponía de todos los permisos y los certificados exigidos por Ley, lo que permitía su operación de forma regular y de acuerdo con las normas de operación y mantenimiento. “La autoridad aeronáutica recibirá todo el apoyo para realizar la investigación para determinar las causas de este lamentable accidente”, cita el comunicado.  (FCDL)

Fuente: lahora.com.ec