La Policía de Irán informa del abatimiento de cinco miembros del grupúsculo terrorista Yeish al-Adl, en el distrito de Jash, en el sureste del territorio persa.

“En enfrentamientos entre policías y miembros del grupúsculo terrorista Yeish al-Adl, en la región de Jash, fueron abatidos cinco miembros de esa banda”, ha comunicado este lunes el portavoz de la Policía iraní, Said Monterzolmahdi.

A este respecto, ha destacado el éxito de las fuerzas iraníes en frustrar la intentona de esa banda terrorista para atentar contra la seguridad iraní y materializar un plan de sabotaje en la provincia suroriental de Sistán y Baluchistán.

En enfrentamientos entre policías y miembros del grupúsculo terrorista Yeish al-Adl, en la región de Jash, fueron abatidos cinco miembros de esa banda”, ha comunicado el portavoz de la Policía iraní, Said Monterzolmahdi.
Ha agregado que en el marco de esta operación antiterrorista, en la que también fue confiscada una gran cantidad de materiales explosivos, ha caído mártir un soldado de la Policía iraní.

Esta noticia tiene lugar horas después de que el Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) haya anunciado el abatimiento de cinco miembros del grupúsculo terrorista Partido para una Vida Libre en el Kurdistán (PJAK, por sus siglas en kurdo), en una emboscada en el noroeste del país cerca de la frontera con Turquía.

“En una operación coordinada llevada a cabo por las Fuerzas Terrestres del CGRI, un grupo terrorista, integrado por cinco miembros del grupúsculo terrorista PJAK, ha sido desarticulado en la localidad de Sardasht”, ha informado este lunes el CGRI.

Yeish al-Adl, que tiene su origen en el grupúsculo Yundolá y con sede en la provincia paquistaní de Baluchistán, inició sus operaciones terroristas contra Irán, y en particular en la provincia iraní de Sistán y Baluchistán, en 2013.