Irán denuncia injerencias de EE.UU. en las recientes protestas y alerta que Washington planea aumentar las tensiones en el país persa.

“El apoyo que ofreció [EE.UU. a los alborotadores] significa una injerencia en los asuntos internos de Irán, y se engloba en la política hostil de máxima presión de las autoridades estadounidenses”, ha dicho este lunes el portavoz del Ministerio de Exteriores iraní, Seyed Abás Musavi, en una rueda de prensa en Teherán, capital persa.

Para Musavi, los comentarios de los responsables norteamericanos sobre los actos vandálicos en Irán no son un “gesto de amistad y benevolencia”, más bien “buscan agravar las tensiones”.

En Irán, el 15 de noviembre, después del anuncio del aumento del precio de la gasolina, hubo protestas pacíficas, pero, de seguido, grupos de alborotadores y vándalos, con apoyo extranjero, se infiltraron en las manifestaciones para alterar el orden público y poner en peligro la seguridad nacional.

Varias figuras estadounidenses, entre ellas el presidente Donald Trump y el secretario de Estado Mike Pompeo, se expresaron de inmediato en respaldo de los alborotadores con frases como: “EE.UU. está con vosotros”.

«El apoyo que ofreció [EE.UU. a los alborotadores] significa una injerencia en los asuntos internos de Irán, y se engloba en la política hostil de máxima presión de las autoridades estadounidenses”, denuncia el portavoz del Ministerio de Exteriores iraní, Seyed Abás Musavi.

Irán repudia ‘oportunismo’ de EEUU para instigar disturbios | HISPANTV

En respuesta, Musavi aconseja a los patrocinadores de los vándalos que observen las marchas en las que los iraníes condenan la violencia y reiteran su apoyo a la estabilidad y la seguridad del país. De hecho, la manifestación progubernamental de este lunes en Teherán mostrará al mundo quiénes son los “verdaderos” iraníes, añade.

El portavoz de la Cancillería persa, en otra parte de sus declaraciones, recuerda que la República Islámica siempre ha reconocido el derecho a celebrar manifestaciones pacíficas, pero aclara que el Gobierno tratará de manera diferente a quienes han recurrido a la violencia en las protestas.

Los organismos judiciales y de seguridad de Irán, explica, ya están estudiando casos de militantes en grupos terroristas que han participado en los disturbios.

Un responsable persa informó ayer domingo de que entre los saboteadores se ha identificado a varios que están “vinculados con el PJAK (Partido para una Vida Libre en el Kurdistán), al EIIL (Daesh, en árabe), Muyahidín Jalq (MKO, por sus siglas en inglés)”, todos apoyados de manera directa o indirecta por Estados Unidos.

Fuente: Hispantv.com

Visitas de hoy: 0
Total de visitas: 11339