Irán dará la bienvenida a las solicitudes de diálogo de Arabia Saudí si sus soluciones pasan por la paz y no la matanza en la región, dice el canciller iraní.

“Bajo las circunstancias en las que los saudíes están interesados en unas negociaciones con Irán, si están inclinados a la resolución de los asuntos de la región en la mesa de diálogo y no a la matanza de un pueblo, la República Islámica definitivamente les acompañará”, ha indicado este martes Mohamad Yavad Zarif en alusión a la matanza diaria de yemeníes en la agresión que lidera el reino árabe contra Yemen.

El ministro de Asuntos Exteriores de Irán se ha referido así a un informe publicado el sábado por el diario estadounidense The New York Times en el que se revela que el príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman Al Saud, pidió a Irak y Paquistán que medien para hablar con los líderes iraníes sobre la reducción de las tensiones.

En respuesta, Zarif ha dejado en claro que Irán ha declarado oficialmente que “siempre está dispuesto a cooperar con sus vecinos en pro de la seguridad de la región” y en este contexto, el presidente persa, Hasan Rohani, planteó el plan de la ‘Coalición de la Esperanza’ y la ‘Iniciativa de Paz de Ormuz’ en el 74.º período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU).

En septiembre, durante su intervención en la AGNU, el mandatario persa sugirió el mencionado plan para mantener la seguridad del Golfo Pérsico, el estrecho de Ormuz y el mar de Omán con la ayuda de los países de la región.

Irán ha propuesto dicha iniciativa en momentos en los que la región del Golfo Pérsico testimonia una escalada de tensiones, especialmente después de que EE.UU. proyectara una misión naval en la zona con la excusa de salvaguardar la libre navegación de buques petroleros y hacer frente a Irán.

Un grupo reducido de aliados de Washington, incluido Riad, ha expresado su apoyo al plan estadounidense, que, de acuerdo con distintos analistas y políticos, está condenado al fracaso, pues solo cuenta con el apoyo de “un psicótico de su calaña, como es Israel, y algunos otros más”.

Recientemente y en concreto tras su fracaso en Yemen, el príncipe heredero saudí ha cambiado radicalmente de postura hacia Irán al afirmar que busca una solución dialogada con el país persa.

Fuente: hispantv.com