El canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, llamó a las partes involucradas en la crisis siria a pensar en una salida política al conflicto, y “abandonar la ilusión de que puede haber una solución militar”.

«Necesitamos trabajar por una solución política y abandonar la ilusión de que puede haber una solución militar, algo que algunos aún no han hecho», dijo Zarif en una rueda de prensa conjunta con la jefa de la Diplomacia de la Unión Europea (UE), Federica Mogherini, y el ministro de Exteriores noruego, Borge Brende, celebrada el martes tras la inauguración del Oslo Forum, en la capital de Noruega.

En la cita, Mogherini que defendía el enfoque político de Irán en cuanto a la crisis siria, instó al país persa a usar su papel «esencial» y ayudar a facilitar el trabajo humanitario y el respeto al acuerdo de cese de hostilidades.

Necesitamos trabajar por una solución política y abandonar la ilusión de que puede haber una solución militar, algo que algunos aún no han hecho», dijo el canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif.
«Irán debe usar su influencia para asegurar que las conversaciones políticas comiencen. No se trata de una expectativa, sino de algo por lo que estamos trabajando», precisó la diplomática europea.
La jefa de la Diplomacia de la Unión Europea (UE), Federica Mogherini, ofrece un discurso en la inauguración del Oslo Forum, en la capital de Noruega, 14 de junio de 2016.

Irán debe usar su influencia para asegurar que las conversaciones políticas comiencen. No se trata de una expectativa, sino de algo por lo que estamos trabajando», precisó la jefa de la Diplomática europea, Federica Mogherini.
El canciller iraní, a su vez, reiteró la plena disposición de Teherán para participar en discusiones «reales» que puedan conducir a formular soluciones concretas que permitan superar la situación «enquistada» en Siria.

«Rechazamos los excesos que vengan de cualquier parte. Los ataques sectarios son peligrosos y tienen muchas consecuencias problemáticas y destructivas», afirmó Zarif.

Siria entró el mes de marzo en el sexto año de un cruento conflicto que, según estima las Naciones Unidas, ha dejado más de 400.000 muertos, además de varios millones de desplazados internos.

Desde el 27 de febrero, rige un alto el fuego en el país árabe, del que están excluidos el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) y el Frente Al-Nusra, rama local de Al-Qaeda. Sin embargo, el estallido de la violencia y los conflictos en Alepo (norte de Siria) en las últimas semanas han hecho que se tambalee el armisticio.

Desde el inicio de la crisis siria, la República Islámica de Irán ha insistido en una solución política, y subraya que la búsqueda de una salida al conflicto debe fundamentarse en la opinión del pueblo sirio.

Fuente: HISPANTV