Roma, EFE

Italia siguió hoy, martes 31 de marzo, registrando un alto número de fallecidos y de contagiados -837 personas murieron y 2.107 resultaron positivas-, pero en el Instituto Superior de Sanidad aseguran que la curva ha llegado a su fase plana y que durará varios días así para después comenzar a bajar.

Italia llegó hoy a los 12.428 muertos y a los 105.792 infectados, pero son datos que confirman que la curva de contagiados ha llegado el pico y da esperanzas al país sobre una salida de la crisis.

En Lombardía, la región más afectada, se llegó a 43.208 infectados, pero el aumento de contagios, 1.047, fue algo inferior al día anterior, mientras que los fallecidos alcanzaron los 7.199 al registrarse 381 más, también inferior a los 458 del día anterior.

El consejero de Sanidad de la región, Giulio Gallera, encargado de comunicar diariamente los datos, aseguró que estos «son la confirmación de una esperanza», pero pidió «no bajar la atención».

«Nuestra batalla está dando resultados», afirmó Gallera, quien destacó sobre todo que solo se hayan registrado 68 nuevas hospitalizaciones y por primera vez ninguna persona fue ingresada en la unidad de cuidados intensivos.

Fuente: lahora.com.ec