Ivanka Trump, la hija mayor y asesora del presidente de Estados Unidos, no siguió las recomendaciones federales establecidas para contener el brote de coronavirus y realizó un viaje familiar la semana pasada, informa New York Times.

Pese a las medidas de confinamiento decretadas por la ciudad de Washington, Ivanka viajó desde la capital estadounidense a una de sus casas familiares situada en Nueva Jersey. Estuvo acompañada de su marido, Jared Kushner, asesor principal del presidente Trump, y sus tres hijos, con quienes festejó el Séder de Pésaj, un importante ritual judío que este año se celebró el 8 de abril.

Tras la celebración, Kushner regresó al trabajo a la Casa Blanca, mientras que su mujer se quedó en la mansión de Nueva Jersey, desde donde este miércoles participó en una sesión de trabajo a distancia con la oficina presidencial.

La noticia contrasta con el hecho de que Ivanka Trump es una gran promotora de las medidas que se toman en la lucha contra el coronavirus y recientemente compartió un video en el que animaba a la población a quedarse en sus casas. La pandemia de covid-19 se ha cobrado hasta la fecha más de 30.000 vidas en el país norteamericano.

Fuente: actualidad.rt.com