Jean Caicedo está muy optimista para su pelea de hoy con el ucraniano Oleksii Kozolok, por el Campeonato Mundial de Boxeo, que se realiza desde el lunes en Ekaterimburgo, Rusia. Lo hará en los 57 kilos.

El deportista de los registros de Pichincha viajó con varios días de anticipación para poder lograr una mejor adaptación al clima y cambio de horario. El entrenamiento lo hace en dos horarios y se siente preparado para entregar lo mejor. No siente nervios, pero estaba ansioso por subir al cuadrilátero. Confesó que no conoce casi nada de su contrincante, pero indica que se preparó lo suficiente para debatirse con cualquiera. “Espero salir victorioso”, manifestó.

En abril de este año venció al uruguayo Lucas Fernández, en el Campeonato Preolímpico de Nicaragua (5-0 por decisión unánime), que le sirvió para clasificarse a los pasados Juegos Panamericanos de Lima, Perú.

El pugilista, nacido en Manabí, ingresó a este deporte por seguir los pasos de su hermano Eder, ya que siempre lo veía pelear en las calles de Montecristi. Es hijo de Mariana Jesús, quien tuvo que ir a la escuela porque tenía problema con sus compañeros.

A sus 19 años se alejó de este deporte y decidió buscar un trabajo estable, con lo que logró establecer su hogar (tenía compromiso). Tras un año y medio de ausencia, regresó a la actividad y desde entonces se prepara para convertirse en el mejor.

Recibió además el apoyo emocional en su momento de los boxeadores Carlos Mina (su primo), además Julio Castillo y Marlon Delgado, que le decían que tenía que volver a las peleas. Entre sus logros está una medalla de plata en los Juegos Bolivarianos de Cochabamba, campeón de Juegos Nacionales y de un certamen continental. (SJMS)

Fuente: lahora.com.ec