El presidente del Parlamento británico anuncia su intención de abandonar su cargo en plena crisis constitucional en torno al Brexit y el adelanto electoral.

Al inicio de la sesión en la Cámara de los Comunes, John Bercow, ha confirmado que dimitirá inmediatamente si los diputados votan este lunes a favor de la moción promovida por el Gobierno de Boris Johnson para convocar elecciones parlamentarias anticipadas a mediados de octubre, algo que, sin embargo, no parece posible por el rechazo de la oposición al plan del primer ministro.

Si no hay comicios, el parlamentario ha anunciado que seguirá en el cargo hasta el 31 de octubre, fecha de la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE).

“Si la Cámara de los Comunes vota en contra de las elecciones, decidí que el paso menos disruptivo y más democrático para mí sería dejar mi cargo el próximo 31 de octubre”, ha agregado al respecto.

El jefe de la Cámara baja ha manifestado que su decisión es “la menos perjudicial” para el desarrollo de la actividad parlamentaria, en un discurso aplaudido desde la bancada opositora.

Bercow renunciará también a su escaño en Westminster, que representa al Partido Conservador desde 1997.

El Partido Conservador ya había avanzado el domingo que en las próximas elecciones generales presentarán un candidato alternativo a Bercow para presidir la Cámara de los Comunes, por estar enojado por su gestión durante las votaciones sobre el Brexit.

“No pediré perdón a nadie”, ha respondido Bercow, al recordar que los escaños no están reservados a “delegados” sino a “representantes” de la ciudadanía.

El Ejecutivo de Johnson está sumido en una profunda crisis desde que decidió en agosto suspender las sesiones parlamentarias a partir de mediados de la próxima semana, lo que ha enfurecido a una parte de los conservadores y a los partidos de la oposición.

Esta medida del primer ministro conservador le ha acarreado duros golpes al perder esta semana la mayoría absoluta en la Cámara de los Comunes y ser rechazada en el Parlamento su propuesta par adelantar las elecciones para el 15 de octubre, que en su curso normal se celebrarían en 2022.

En la actual coyuntura, es muy probable que la crisis del Brexit se cobre un tercer Gobierno británico, como ya pasó con el de David Cameron y después con el de su predecesora Theresa May.

Ante la crisis que vive el Brexit, la reina Isabel II ha aprobado finalmente este lunes una legislación que obliga al Gobierno británico a solicitar una prórroga para la salida del bloque europeo en el caso de que no se haya alcanzado un acuerdo para el 31 de octubre.

Fuente: Hispantv.com

Visitas de hoy: 0
Total de visitas: 10591