Irán y China apuestan por cimentar sus lazos bilaterales, incluido el sector de defensa, destaca el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Irán.

En una reunión mantenida este miércoles con el general Li Zuocheng, jefe del Departamento del Estado Mayor Conjunto de la Comisión Militar Central de China, el general de división Mohamad Baqeri ha subrayado la importancia de “cimentar y aumentar las cooperaciones y lazos bilaterales” entre los dos países.

“Irán da mayor importancia a profundizar las relaciones bilaterales con la República Popular China y hemos establecido lazos también en el ámbito militar desde hace mucho tiempo. Esperamos que este viaje se convierta en un punto de inflexión para ampliar aún más las relaciones bilaterales”, ha indicado Baqeri desde Pekín, capital china.

Al respecto, el alto mando castrense iraní ha hecho notar que, en las últimas cuatro décadas desd la victoria de la Revolución Islámica (1979), Teherán y Pekín han apostado por reforzar y ampliar sus nexos mutuos en diversos ámbitos.

Baqeri, que encabeza una delegación militar de alto rango, ha agradecido la invitación para visitar Pekín y, en una medida recíproca, ha invitado al jefe del Departamento del Estado Mayor Conjunto de la Comisión Militar Central de China a Teherán, capital iraní.

Li Zuocheng, a su vez, ha acentuado que el viaje del general de división iraní “fortalece” lazos bilaterales entre Teherán y Pekín y aumenta el nivel de cooperación en diferentes campos, militar incluido.

Más temprano en la misma jornada, el alto mando castrense iraní se ha reunido con el jefe adjunto de la Comisión Militar Central de China, Xu Qiliang. Ambas partes han abordado los asuntos de interés común y, en concreto, han estudiado vías para profundizar los lazos en materia de defensa.

China, que también es blanco de las políticas hostiles de EE.UU., es uno de los países que ha defendido lazos bilaterales con Irán, comerciales entre otros, pese a las sanciones de EE.UU. y los intentos de la Casa Blanca para aislar al país persa.

La Administración estadounidense, presidida por Donald Trump, ha emprendido una férrea campaña de sanciones y presiones contra la República Islámica; de hecho, ha intentado reducir a cero las exportaciones petrolíferas de Irán y frenar el programa defensivo del país. Sin embargo, es difícil de ignorar el poder de Irán en el campo defensivo y sus grandes reservas naturales.

Fuente: hispantv.com