Este jueves, la Fiscalía General realizó un operativo donde capturaron al sacerdote José Carlos Tuárez, destituido de la presidencia del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social  (CPCCS). Tuárez dio su versión declarándose inocente de los cargos que se le imputan.

Se le culpa de presuntamente  formar parte de una organización dedicada a ofertar cargos en varios organismos del Estado, donde pedían grandes cantidades de dinero.

“Yo soy inocente, yo no he hecho nada malo”, dijo Tuárez en una declaración a los medios de comunicación.

Tuárez se declara inocente y niega haber tenido que ver en esa situación irregular. Añadió que pronto sus abogados darán más detalles de su situación, que califica de una “persecución política”.

El procedimiento se dio la madrugada de este jueves en seis provincias dentro de una  operación denominada Emperador y ejecutada entre Fiscalía y la  Policía en Guayas, Manabí, Pichincha, Los Ríos, Tungurahua y Sucumbíos. Se encontraron  2 armas, municiones, dinero en efectivo no cuantificado, documentación, cheques, facturas y otras pruebas que serán presentadas en la audiencia de formulación de cargos.

Fuente: elmercurio.com.ec

Visitas de hoy: 0
Total de visitas: 10766