La jueza de Garantías Penales, Luisa Cevallos, revocó una orden de prisión que tenía Abel Gómez, presidente de la Federación Nacional de Cooperativas de Transporte Público de Pasajeros del Ecuador (Fenacotip).

La Fiscalía investiga al dirigente por el presunto delito de paralización de servicio público, relacionado con los hechos que ocurrieron durante el denominado paro nacional, en octubre pasado.

La audiencia, donde tuvo asidero esta decisión judicial, se dio la tarde de ayer en el Complejo Judicial Norte de Quito.

Gilberto Vaca, abogado de Gómez, aplaudió el fallo de Cevallos. Confirmó que su patrocinado sí tenía una orden de detención con fines investigativos, pero con esta detención podrá ser indagado en libertad.

EL DATO
El Decreto 883 tenía como objetivo eliminar los subsidios a los combustibles. 

Según la defensa, su cliente no participó en ninguna paralización de servicio público, pese a que el 2 de octubre pasado, advirtió al Gobierno que se suspenderá el servicio de transporte si se retira el subsidio al diésel, como parte de las medidas económicas estipuladas en el Decreto 883.

A decir de Vaca, lo que ocurrió fue un evento de “fuerza mayor” que exime a su defendido de responsabilidades penales. Agregó que otros fueron los que obstaculizaron las vías.

“Ningún transporte público o privado podía arriesgarse a circular en las carreteras a riesgo de que le maten o le destruyan su vehículo”, dijo en referencia a la inexistencia de servicio en las calles. (FLC)

Fuente: lahora.com.ec