Los homenajes por el título número 15 que ganó Barcelona en el 2016 no cesan. El presidente de la República, Rafael Correa –hincha confeso de Emelec–, recibió ayer al plantel amarillo que acudió al palacio de Carondelet liderado por el titular del club, José Francisco Cevallos.

Los toreros, impecablemente vestidos con camisa blanca, corbata amarilla y terno negro, llegaron cerca de las 11:00 al palacio presidencial tras cruzar a pie la Plaza Grande, entre aplausos, vítores y solicitudes de autógrafos y fotos.

“Este es un reconocimiento a nuestro esfuerzo. Ahora vamos a celebrar el título con el presidente (Correa). Es bonito, motivante. Es una recompensa venir a comer con el presidente”, declaró el delantero Marcos Caicedo sobre el almuerzo.

La comitiva amarilla incluyó, además de los miembros de la plantilla actual, a símbolos barcelonistas como el capitán Luciano Pollo Macías, múltiple campeón ecuatoriano y provincial entre 1957 y 1971; y otros ilustres exfutbolistas como Juan Madruñero, Flavio Perlaza, Julio César Rosero, Ermen Benítez y Walter Guerrero.

El plantel de Barcelona participó del cambio de guardia presidencial, que tuvo como máxima autoridad gubernamental a la vicepresidenta encargada, Sandra Naranjo.

Los toreros recorrieron las instalaciones del Palacio de Gobierno mientras aguardaban al presidente Correa, quien se trasladaba desde Santo Domingo, donde inauguró una obra. La espera del campeón se prolongó hasta cerca de las 14:00, cuando arribó el mandatario.

Luego de saludar con Cevallos, Almada y algunos futbolistas, el presidente resaltó lo hecho por Barcelona en el 2016, sobre todo puso énfasis en los récords alcanzados. Luego bromeó con el 5-0 que le aplicó el club torero a Emelec en el 2016. Correa le dijo a los futbolistas amarillos que se deben prohibir ese tipo de resultados.

“Estamos muy contentos por estar en el Palacio y agradecidos con el señor presidente porque ha dejado los sentimientos (eléctricos) a un lado y nos ha invitado a compartir un almuerzo”, le respondió Cevallos al mandatario.

Barcelona no ha ganado en el torneo 2017, en el que perdió 1-0 el domingo, ante Delfín.

Fuente: El Universo