La dimisión del Vicepresidente se aceptará siempre y cuando se alcancen al menos 70 votos favorables.

La renuncia con carácter de irrevocable al cargo de Vicepresidente, presentada por Otto Sonnenholzner el último martes, será conocida y tratada por el Pleno de la Asamblea Nacional a partir de las 09:00 de mañana, según la convocatoria del presidente de la institución, César Litardo.

Para que la dimisión se considere aceptada, el Legislativo deberá obtener al menos 70 de 137 votos posibles, lo que se considera como una mayoría absoluta.

El constitucionalista Juan Francisco Guerrero explicó que si los asambleístas aceptan la renuncia de Sonnenholzner, el presidente de la República, Lenín Moreno, tiene un plazo de 15 días para remitir una terna a la Asamblea, encargada de decidir el nombre de la persona que ocupará el sillón de la Vicepresidencia mientras termina el actual mandato.

El analista agregó que este tiempo no es considerado fatal; es decir, jurídicamente no tiene ninguna consecuencia si el primer Mandatario no envía en ese tiempo la propuesta. Sin embargo, el plazo sí está contemplado en la Ley Orgánica de la Función Legislativa.

Quienes sí deberán regirse por tiempos marcados en la Constitución son los asambleístas. Ellos tienen 30 días calendario para seleccionar a una de las personas propuestas por el Ejecutivo, en reemplazo del Vicepresidente.

De no cumplirse esos plazos, agregó Guerrero, se entiende que la designación favorecerá a la primera persona que ocupe el listado de la terna.

El experto añadió que la Constitución de 1998 sí contemplaba un plazo fatal de 20 días para que se cumpla este trámite desde la Presidencia, de no enviarse, el Congreso tenía la libertad de designar libremente. Desde el 2008 eso cambió. “En la Ley de la Función Legislativa se establece un plazo de 15 días, pero no precisa una consecuencia de qué es lo que ocurre si no se envía en ese tiempo”, indicó.

Los nombres para la terna
Tras la salida de Sonnenholzner, se escucharon los nombres de la ministra de Gobierno, María Paula Romo, y del titular de la Secretaría Nacional de Educación Superior (Senescyt), Agustín Albán, para reemplazarlo.

En diciembre de 2018, Otto Sonnenholzner fue nombrado como vicepresidente por la Asamblea.La funcionaria no afirmó ni descartó que su nombre esté considerado por el Presidente para conformar la terna y dijo que mientras no haya una decisión en firme de Moreno, todas son especulaciones.

Sobre el encargo temporal de las funciones de la Vicepresidencia, Romo indicó que en el momento que el Pleno de la Asamblea conozca de la renuncia, Moreno designará al funcionario que asumirá las competencias. “Según la Constitución, el Presidente se la puede encargar a cualquier ministro”, concluyó. (FLC)

Fuente: lahora.com.ec