Casi 1 de cada 5 desempleados demora más de seis meses. Los que tardan un mes son menos

Parece que la paciencia está dando resultados al desempleado. Las cifras del último informe trimestral del INEC sobre empleo y desempleo reflejan que hay 61.000 personas más, respecto al período de enero a marzo, con trabajo pleno y aparte, otras 37.700 encontraron un puesto. Pero demoraron más.

Las mismas estadísticas que registran una mejora en el mercado laboral, en plena crisis y ante la cifra de crecimiento del PIB más negativa de los últimos quince años (-3 % en el primer trimestre respecto al mismo período de 2015), también recogen que la búsqueda de empleo toma más tiempo que antes.

Ahora casi uno de cada cinco desempleados demora seis meses o más en encontrar una ocupación (18,5 % de la población en búsqueda), cuando hace tres meses eran casi uno de cada ocho y hace dos años, antes de la caída de precio del crudo, eran solo el 9,2 % de los demandantes de empleo. Es decir, ahora hay más personas que tienen que invertir más tiempo en volver a trabajar.

Al mismo tiempo, son cada vez menos los que encuentran empleo rápidamente. El dinamismo laboral se ha ralentizado y así se ha recogido en este periódico en diferentes reportajes sobre filas de desocupados que buscan una oportunidad en obras del Gobierno o en centros comerciales.

Antes era posible cambiar de trabajo en un tiempo breve, pero ahora el porcentaje de población que dedica hasta un mes a la búsqueda de ocupación ha bajado de 38,3 % en marzo a 28,7 % en junio. Son menos los que encuentran empleo en menos de un mes. Y la estadística refleja una situación más complicada que hace dos años, donde casi la mitad (44,3 %) de los que necesitaban un empleo lo encontraba hasta en 30 días.

El deterioro en este punto es más pronunciado que el de los que dicen demorar más de seis meses. Esa situación es la que se siente en la calle y en las conversaciones con amigos, familiares y conocidos, frente al ligero repunte de la situación laboral. De hecho, aunque las cifras de subempleo o de trabajadores no remunerados hayan mejorado siguen estando al nivel de finales de 2015 y por encima de registros anteriores. El subempleo, por ejemplo, retrocedió a niveles de 2007.

Fuente: EXPRESO

Visitas de hoy: 0
Total de visitas: 10597