La producción y distribución de agua potable en Guayaquil no se registra afectaciones tras la caída de ceniza del volcán Sangay, de la provincia de Zamora Chinchipe.

La concesionaria del servicio, Interagua, informó que estos procesos continúan con normalidad, pese a que parte del material volcánico cayó sobre la planta La Toma. “Esta se deposita en los filtros durante las fases iniciales del proceso de producción y se queda retenida en los mantos de grava y arenas como cualquier otro sedimiento”, explicó en un comunicado.

Agregó que la fase final de potabilización del líquido vital se realiza en espacios cerrados donde no hay posibilidad de afectación externa y luego se acumula en un reservorio principal hasta que pasa directamente a los acueductos de distribución.

Esta mañana, ciudadanos de distintos sectores de Guayaquil reportaron una ligera capa de polvo sobre autos, aceras y vegetación.

Fuente:https://www.eluniverso.com