La emergencia sanitaria en Cuenca, provocada por la COVID-19, también ha ocasionado problemas en la Cruz Roja: no hay las suficientes pintas de sangre para cubrir las necesidades.

Para Christian Astudillo, presidente de la Junta Provincial del Azuay de la Cruz Roja, con la disminución de la movilidad de las personas que buscan protegerse del nuevo coronavirus y con el miedo de asistir a un centro de salud, la donación de sangre ha mermado en Cuenca.

La ciudad necesita alrededor de 1 500 pintas mensuales para cumplir con los requerimientos de los habitantes; sin embargo, en promedio solo se está recolectando 900.

Antes de la pandemia, los integrantes de la Cruz Roja tenían más facilidades para incentivar a los habitantes, que aún no tiene la cultura de donar sangre, a través de campañas en instituciones y espacios públicos. Y aunque hoy se mantienen las jornadas para pedir a las personas que donen, no hay la misma respuesta.

“Los ciudadanos tienen temor de acercarse a donar sangre y eso ha provocado que tengamos desabastecimiento del líquido vital. Hacemos un llamado a que nos ayuden y nos donen sangre para abastecer a los hospitales de la ciudad y de la región”, dijo Astudillo a diario El Mercurio.

Con la emergencia sanitaria, la Cruz Roja ha reforzado sus seguridades para que las donaciones se hagan sin problema.  Astudillo aseguró que las medidas de bioseguridad se cumplen a cabalidad.

Donaciones

Las personas que deseen acercarse a donar tienen que cumplir con ciertos requisitos: encontrarse bien físicamente y no tener enfermedad alguna. Antes de la donación, en la Cruz Roja se le realiza un test.

Luego, una muestra de la pinta de sangre es enviada a un hemocentro en Quito, ya que no todas las pintas sirven para usarlas en pacientes enfermos.

Según los datos de la Cruz Roja que está en Cuenca, de cada diez pintas, solo sirven entre cinco y seis, ya que se encuentran anomalías en el líquido una vez realizados los exámenes en la capital.

“Se hacen un montón de exámenes para saber que la sangre se puede usar sin problemas. Es un proceso que cumplimos para entregar la sangre a los pacientes”, explicó Astudillo.

Con la situación actual, la Cruz Roja se mantiene activa para recibir donaciones en sus instalaciones ubicadas en las calles Borrero y Presidente Córdova, de 08:00 a 18:00. Los interesados solo deben cumplir con los requerimientos de salud. Y quienes hayan donado, la institución recordó que los donantes de sangre pueden hacerlo cada seis meses. (I)

Fuente: elmercurio.com.ec