La fotografía captada en el Río Bravo, en la frontera entre México y EE.UU., desató una oleada de reacciones en redes.

Un migrante salvadoreño y su hija, de un año y 11 meses, murieron ahogados tras ser arrastrados por la corriente del Río Bravo cuando trataban de cruzar a EE.UU. desde México. La escena, captada el lunes por la periodista Julia Le Duc, fue publicada por el periódico mexicano La Jornada.

La fotografía del padre, de nombre Óscar Alberto Martínez Ramírez, y de la bebé, Valeria, abrazados mientras permanecen boca abajo en el agua, detonaron una oleada de indignación ante la tragedia del fenómeno migratorio.

Tania Vannesa Ávalos, esposa de Óscar y madre de la bebé, relató cómo su marido cruzó el río con Valeria y, tras dejarla en la orilla, quiso volver a por la mujer. Sin embargo, en un instante se dio cuenta de que la pequeña, al ver que él se alejaba, se arrojó al agua. El cabeza de familia se lanzó tras ella y logró sujetarla, pero ambos fueron arrastrados por una fuerte corriente y murieron ahogados en el Río Bravo. A Tania le tocó presenciar el momento en que su esposo y su hija desaparecían en las aguas.