La falta de rentabilidad es la causa del envejecimiento del agro.

El asistencialismo, necesario a veces, ha desviado la real solución a los problemas del agro: capacitación, vialidad, educación, comercialización, financiamiento. Son esos los factores que empujan a los jóvenes a abandonar el campo.

Tanta es la preocupación que organismos internacionales no solo han dado su voz de alerta en varios países, incluido Ecuador, sino que los incluyen entre sus proyectos.

Por ejemplo, el Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural (Rimisp), financiado por el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), ya indaga sobre las oportunidades económicas de los jóvenes rurales a través de la evidencia generada en investigación y análisis de políticas y el compromiso de gobiernos. El proyecto se llama ‘Jóvenes rurales, territorios y oportunidades: Una estrategia de diálogo de políticas’.

En este marco, funcionarios del Gobierno de Ecuador han formado parte ya de algunas discusiones bajo la hipótesis de que la gente del campo está envejeciendo y la juventud migra a la ciudad en busca de oportunidades económicas.

Hace ya tiempo lo había advertido Julio Carchi, dirigente arrocero de Daule. “La gente vieja es la que está quedando en el campo, y eso tiene una consecuencia: la poca aplicación de nuevas tecnologías”.

Y lo corrobora Vivian Díaz, coordinadora del proyecto del Rimisp: “Estamos en un proceso de envejecimiento de la población rural. Los jóvenes rurales están migrando a los sectores urbanos porque no encuentran en estos contextos vías de desarrollo lo suficientemente atractivas para quedarse”.

Hoy, en plena campaña, muchos hablan de proyectos de financiamiento y apoyo al agro, pero nada concreto sobre qué políticas existen para detener esta peligrosa migración.

Lo primero para lograr ese objetivo es hacer rentable a la agricultura. Durante el régimen actual se lograron proyectos de asociatividad. Lo ha destacado la subsecretaria de Comercialización, Carol Chehab. Hay importantes acuerdos entre gremios e industria para mejorar la comercialización de arroz y maíz, y que han llevado al pago de un precio justo.

Washington Núñez, de Babahoyo, anota que si no hay semillas de alto rendimiento, vías en buen estado, sistema de riego y acceso a la educación en las próximas elecciones lloverá sobre mojado.

Las cifras del segmento
La juventud

El 27 % de la población total es joven, y de ese total el 36 % es rural, según un estudio divulgado por el Grupo Diálogo Rural.

Más en la sierra

Mientras que el 53 % del total habita en zonas rurales de la Sierra, hay un 38 % que está en la Costa.

La educación

De la juventud rural de Ecuador, el 4,7 % presenta analfabetismo y solo el 61 % ha finalizado la educación básica.

Candell: Tenemos potencial

Jimmy Candell, ingeniero agrónomo con dos maestrías y un PhD en Agricultura Sustentable y candidato del Movimiento Peninsular Creyendo en Nuestra Gente, lista 61, cree que su provincia tiene potencial agropecuario, el cual se está convirtiendo en un elefante blanco, “al no aprovecharse el trasvase de las aguas a la Península”.

“De 40.000 hectáreas que tenemos con riego, solamente se están aprovechando menos de diez mil”.

Señala que hay que aprender de las cosas que se han hecho y las que no se han hecho de forma planificada.

“He visto algunas cosas que no están bien canalizadas, pero fundamentalmente creo que la provincia de Santa Elena tiene actividades productivas bien marcadas y a eso hay que fortalecer e impulsar”, dice Candell.

Patricio Mendoza candidato / Creo

Provincia de Los Ríos
“Escuelas de campo, necesarias”

Como candidato a asambleísta y agricultor, ¿qué le hace falta para que no migre?

Hay cosas que parecen insignificantes, pero que contribuyen a esta causa. Por ejemplo, el contrabando de arroz, la prohibición constitucional para importar semillas de mayor productividad (transgénicas). Sin semillas y sin tecnología no salimos adelante. Hay que producir más en la misma tierra.

¿Es factible el crédito de largo plazo y a bajos intereses?

Claro, como en todas las partes del mundo. En Francia, Alemania, el crédito es subsidiado. En Ecuador se paga por vender, por comprar y se paga por producir, lo cual se hace muy costoso. Bajar los costos de producción es clave. Hay que promover productos orgánicos que mejoran la productividad y son baratos.

En el tema de transferencia de tecnología, ¿qué hace falta?

Tiene que haber escuelas agrícolas dirigidas por el Gobierno. Reunir a los agricultores para capacitarlos. Es importante apoyar el riego para producir en verano y elevar la eficiencia. No solo que los jóvenes se van, sino que muchos se suicidan cuando tienen malas cosechas. Hay que tener infraestructura de almacenamiento.

Fuente: El Expreso