La NASA sigue adelante con sus planes para iniciar el lanzamiento de astronautas a la Estación Espacial Internacional (EEI) en 2017.
La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de EE.UU. (NASA, por sus siglas en inglés) ha contratado a las dos empresas SpaceX y Boeing, en un esfuerzo por recrear una capacidad propia de lanzamiento de tripulaciones, que Estados Unidos perdió cuando la flota de transbordadores espaciales dejó de volar en julio de 2011.Durante los últimos cinco años, los estadounidenses han dependido de la nave rusa Soyuz para llevar a sus astronautas a la EEI o hacerlos retornar de ella.
La NASA quiere que los “taxis espaciales” —la cápsula Dragón de SpaceX y la CST-100 Starliner de Boeing— entren en funcionamiento a finales de 2017.
Ese objetivo parece realista para ambas empresas, siempre y cuando se sigan cumpliendo los requisitos de prueba y de seguridad, subrayan desde la agencia espacial.
«Actualmente tenemos como objetivo el año que viene para nuestro primer lanzamiento a la estación espacial con nuestros proveedores», ha declarado Misty Snopkowski, integrador de bases de lanzamiento en la NASA, informa Space.com.

Fuente: Hispantv