Naciones Unidades ha declarado que se está preparando para la grave situación que puede desencadenarse en la frontera turco-siria debido al posible inicio de un operativo militar por parte de Ankara contra los grupos kurdos en los territorios norteños de Siria.

«No sabemos qué va a pasar […] Nos estamos preparando para lo peor«, ha aseverado este lunes el coordinador regional humanitario de la ONU para la crisis en Siria, Panos Moumtzis, desde la oficina de la organización en Ginebra (Suiza).

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan

El funcionario ha subrayado que existen «muchas preguntas sin respuesta» sobre las consecuencias de esta ofensiva en el norte de Siria, que el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, prometió lanzar «cualquier noche sin previo aviso».

Coordinación entre Ankara y Washington

Este 7 de octubre, el presidente Erdogan ha anunciado que EE.UU. inició la retirada de sus tropas desplegadas en el noreste de Siria antes de que comience la operación militar, aclarando que esta Donald Trump tomó la decisión tras mantener una conversación telefónica con él.

La Casa Blanca informó anteriormente a través de un comunicado que «no apoyará ni participará» en la «pronta» ofensiva de Turquía, ya que las tropas estadounidenses ya no estarán en «los alrededores».

Ankara está desplegando fuerzas adicionales en la frontera siria después de que el presidente Erdogan declarara este 5 de octubre que su país estaba listo para empezar «hoy o mañana» una gran operación militar en el norte del país árabe.

Reacción de los kurdos

Este 7 de octubre en declaraciones a Al Hadath TV, un portavoz de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) ha tachado de «puñalada por la espalda» la decisión de Washington de retirar sus tropas de la zona y añadió que no dudarán «ni por un momento en defender» a su pueblo de las tropas turcas.

Fuente: actualidad.rt.com