El Vaticano baraja varias hipótesis sobre los autores intelectuales.

Las autoridades italianas intentaban identificar ayer a los responsables de la inédita campaña en Roma contra el papa Francisco, lanzada mediante centenares de afiches con críticas al pontífice.

Los carteles anónimos aparecieron durante fin de semana en los muros de varios barrios céntricos de la capital italiana y en ellos se muestra una foto de Francisco, con cara de ira y una leyenda en dialecto romano.

“A Francisco, has comisariado Congregaciones, removido sacerdotes, decapitado la Orden de Malta y a los Franciscanos de la Inmaculada, ignorado cardenales, ma n’do sta la tua misericordia (¿dónde está tu misericordia?)”, reza el afiche con tono irónico y sin firma.

Las acusaciones contra Francisco se refieren a problemas que ha tenido la Iglesia con los sectores más conservadores de la Iglesia católica y de la Curia romana. Algunos carteles fueron despegados y otros parcialmente tapados por orden de la alcaldía de Roma por tratarse de publicidad ilegal.

Mientras la policía de la capital examina las imágenes registradas por la red de cámaras de vigilancia para tratar de determinar quiénes fueron los autores materiales de la campaña, dentro del Vaticano se barajan varias hipótesis sobre sus autores intelectuales.

En un programa de televisión, el cardenal Marc Ouellet, prefecto de la Congregación de los obispos, conocido por sus posiciones conservadoras, condenó el domingo “esos métodos anónimos, inspirados por el diablo, que quiere dividir”.

La campaña fue lanzada pocos días después de que el papa designara un delegado pontificio ante la Orden de Malta y obligara al Gran Maestre de la milenaria organización, formada por laicos nobles romanos, a renunciar al cargo.

Fuente: El Expreso