Redacción GUAYAQUIL

Hasta más de 24 horas deben esperar los familiares de quienes fallecen en sus casas o en hospitales, por Covid-19 o por otra enfermedad, para el levantamiento del cadáver. Esto, pese a que el protocolo implica que el servicio de Medicina Legal proceda a la diligencia.

Alexandra Ocles, secreteria de Gestión de Riesgo, indicó el procedimiento para que el ciudadano lo entienda. Sin embargo, en Guayaquil, donde el número de fallecidos crece, el problema se agudiza cuando los cadáveres no son verificados momentos después del deceso.

Moradores del sector Azuay y Gallegos Lara, suroeste de la ciudad, denunciaron que el cuerpo de Ruben Polo, de aproximadamente 65 años, permaneció en su casa por más de 18 horas.

Mónica Lino, moradora del lugar, mostró preocupación por el posible foco de infección que podría propagarse.

Ayer se conoció el fallecimiento del periodista guayaquileño Olmedo Méndez, quien padecía de diabetes y, al parecer, se habría contagiado con el virus. Sus familiares aguardaban hasta la tarde el levantamiento del cuerpo.

Versiones oficiales

El gobernador del Guayas, Pedro Pablo Duart, anunció que la cremación será gratuita en casos de coronavirus, con apoyo de la Junta de Beneficencia de Guayaquil y el camposanto Parque de la Paz.

Un último caso se denunció en Sauces 2, manzana 112. Un cuerpo sin vida fue sacado de una vivienda envuelto en sábanas. Se desconoce si falleción por Covid-19 o alguna dolencia diferente. El protocolo también indica que el cuerpo debe ser embalado en fundas plásticas y llevado hasta el crematorio.

Desde la declaratoria del Estado de Excepción con toque de queda este tipo de casos se ha venido repitiendo. No obstante, representantes de servicios funerarios señalan que no pueden atender los pedidos de ataúdes y capillas ardientes porque el protocolo prohíbe las velaciones. (DAB-JCL)

LA CIFRA

18 horas han tenido que esperar algunas familias.

Fuente: lahora.com.ec