Un nuevo informe revela las posibles opciones de Irán para responder a EE.UU. por el asesinato del teniente general Qasem Soleimani.

El viernes, la Fuerza Aérea de EE.UU. asesinó en Bagdad, capital iraquí, al comandante de la Fuerza Quds, del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el teniente general Soleimani, y el subcomandante de las Unidades de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), Abu Mahdi al-Muhandis.

Después del asesinato del comandante persa, la República Islámica de Irán advirtió que tomará una “dura venganza” de Estados Unidos por el asesinato de Soleimani, y que el incidente sellará el fin de la presencia militar de EE.UU. en el Oeste de Asia.

El informe del diario árabe Raialyoum indicó el domingo que la República Islámica de Irán tiene cuatro opciones para vengarse del asesinato de Soleimani que son:

  • Llevar a cabo un ataque de represalia para asesinar a un destacado funcionario político o militar de EE.UU. tanto en el interior como el exterior del territorio norteamericano.
  • Lanzar ataque con misiles contra las bases militares de EE.UU. en Irak, donde Washington mantiene 15 bases bélicas que albergan 5300 soldados.
  • Atacar las bases militares de EE.UU. en el Golfo Pérsico como base Aérea Al-Udeid en Catar, y la Quinta Flota de los Estados Unidos en Baréin entre otras.
  • Bombardear blancos militares de Israel en los territorios palestinos ocupados, ya que algunos informes revelan la implicación del régimen de Tel Aviv en el asesinato del general Soleimani.

La publicación añade que se equivoca el presidente de EE.UU., Donald Trump, si cree que el asesinato de Soleimani aumentará sus posibilidades para ganar las elecciones, porque en el pasado, la situación volátil del Asia del Oeste y la resistencia del pueblo iraní derrocaron al presidente Jimmy Carter, quien no pudo ganar su segundo mandato a pesar de firmar los acuerdos de Camp David entre los israelíes y palestinos.

El asesinato de Soleimani generó un consenso contra Washington tanto en Irak como el país persa. Varios movimientos iraquíes consideran que el ataque contra comandantes de la Resistencia viola la soberanía del país, por lo que han llamado a sus combatientes a “estar preparados” para una próxima batalla contra EE.UU.

Por su parte, el nuevo comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el general de brigada Ismail Qaani, prometió vengarse de EE.UU. por el asesinato del teniente general iraní Soleimani.

Además, el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Irán ha prometido que les dará a EE.UU, y su aliado Israel un “fuerte puñetazo en la boca” por el vil asesinato del teniente general Soleimani.

Fuente: hispantv.com