Los proyectos serán supervisados por la Secretaría de Drogas
Regular, de manera efectiva, el desarrollo de programas de prevención integral al uso y consumo de drogas en los lugares de trabajo públicos y privados es el objetivo principal por el que se firmó, la mañana de ayer, un acuerdo interinstitucional entre la Secretaría Técnica de Drogas y los ministerios de Trabajo y Salud.
Este convenio obliga a las empresas públicas y privadas que tengan más de diez empleados a desplegar acciones orientadas al desarrollo de actividades preventivas de consumo de alcohol, drogas e implementación de prácticas saludables en el lugar de trabajo.
Según Andrés De la Vega, subsecretario general de la Secretaría Técnica de Drogas (Seted), lo que se pretende con este acuerdo es que los departamentos de salud puedan identificar si en sus empresas existen trabajadores con problemas de adicción; y si es así, que puedan derivarlos a un sistema especializado.