El invierno de estos dos primeros meses de 2021 causa graves problemas, especialmente, en cantones como Pucará, Santa Isabel, Girón y Cuenca, de la provincia de Azuay; y Azogues, de la provincia de Cañar.

Mientras que en la provincia de Morona Santiago el 15 de febrero el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) declaró la emergencia debido a un fuerte viento, que causó daños en casas de la comunidad de Tukup.

Luis Yánez, alcalde de Pucará, informó que las fuertes lluvias provocaron un derrumbe en la vía Minas-Tablón-Pucará, por lo que el tráfico debió ser desviado por una ruta alterna: Tendales-San Rafael-Pucará.

Maquinaria municipal desde la mañana de ayer fue movilizada a la zona para iniciar los trabajos para el retiro de grandes rocas, que cayeron sobre la calzada.

En Santa Isabel en cambio una creciente del río Rircay dejó inhabilitado el paso desde el centro cantonal a comunidades como: Sulupali Chico, Sulupali Grande, Jubones y La Cría.

Según explicó Fabián Patiño, morador de esta última zona, la tarde y noche de este domingo el agua incluso ingresó a algunas propiedades, arrasó con sembríos e inundó vías de tercer orden.

En Girón

Por otra parte, en Girón la madrugada de ayer se desbordó el río Falso, en el sector Cristal, en la parroquia San Gerardo, que afectó parte de la plataforma del puente que hay en ese sitio.

Esteban Ullauri, vecino de este sector, registró en un video la creciente de este afluente, y pidió atención inmediata al Municipio de Girón para evitar el colapso de esta estructura.

Igualmente, en este cantón una quebrada se salió de su cauce y arrastró material pétreo en la comunidad de Norambote. Extensas llanuras quedaron cubiertas de piedras, tierra y lodo.

Fausto Avila, concejal de Girón, indicó que el sitio más afectado es precisamente Norambote, pero que también se han presentado alertas en otros lugares.

Cuenca y Cañar

En Cuenca, en la madrugada de ayer, se produjo el desbordamiento del río Tarqui, y asimismo se registraron crecientes en otros afluentes como el Yanuncay y Tomebamba.

En Cañar una creciente en el río Burgay ocasionó afecciones en el sector del mercado Sucre, en Azogues. Ocho personas, que residían en dos viviendas, tuvieron que ser evacuadas la noche del domingo.

Fuente: elmercurio.com.ec