Mientras no se reanude el juego, el árbitro sí puede cambiar su decisión inicial. Eso pasó en el polémico gol de Perú.

Los exárbitros Bomer Fierro y Alfredo Intriago consideran que no debió validarse el gol a favor de Perú sobre Brasil, que lo clasificó a los cuartos de final. Para Fierro, actual entrenador de jueces, varios jugadores cubrieron la zona y no le permitieron observar con claridad la mano al colegiado Andrés Cunha.
Además, explicó que de acuerdo con el reglamento se puede modificar toda decisión que se tome en un partido, siempre que el cambio sea antes que se reanude el juego. “Parece que el diálogo que tuvieron hizo pensar que la jugada fue limpia, se aceptó un gol que benefició a un país y perjudicó a otro. Mientras sea dirigido por humanos, siempre se darán estas situaciones”, expuso.
“Fue algo duro para el arbitraje, como repito, se pudo cambiar, pero lo que debió hacerse fue reanudar con tiro libre directo y amonestación al jugador peruano”, añadió. Reiteró que “no fue acción legítima, a mi criterio sí hubo mano, pero no tuvieron apoyo de video del cuarto árbitro. En este caso, si hubiese asistido un árbitro adicional como en Europa, seguramente lo asesoraba a Cunha de que hubo esa falta”.

Apreciación
De la misma manera opina Alfredo Intriago, quien actualmente se desempeña como analista arbitral. “Existió una mano deliberada por parte del jugador peruano y lamentablemente la apreciación del árbitro no le permitió ver lo que pasó”.
“Si lo analizamos técnicamente, el juez tenía una buena posición con un campo visual importante, entonces pudo discernir tranquilamente. Hay que recordar que estas jugadas son rápidas y en tiempo real es difícil determinar la acción”, agregó.
Intriago coindice con Fierro en que “un jugador pudo haber tapado el campo visual en el momento que realizó la acción el peruano”, acotó.
Explicó que en esta Copa faltó tecnología, la misma que será ejecutada desde 2017. Cabe recordar que el Ojo de Halcón fue implementado únicamente en la línea de gol. “El sistema entró en etapa de experimentación, pero no está completo para este torneo. Será autorizada para cotejos en Australia, Brasil, Estados Unidos y Alemania”, finalizó.

Brasil 0-0 Ecuador

A los 66 minutos, el jugador Miller Bolaños corrió con el balón hasta la última raya, disparó y la pelota terminó entrando al arco, pero la jugada quedó nulitada por el asistente chileno Carlos Astroza, quien levantó la bandera señalando que el balón había salido en su totalidad.

México 3-1 Uruguay

Los jugadores uruguayos se quejaron de una mano de Rafa Márquez previo al segundo gol de los ‘aztecas’, pero el árbitro central decidió validar la anotación. Luego, los ‘charrúas’ aseguraron que uno de los jueces de línea se habría tocado los genitales cuando fueron a reclamarle por no haber levantado la bandera.

Perú 1-0 Brasil

La polémica más reciente se dio en Boston, cuando Brasil fue eliminado por una supuesta mano. Un empate ante Perú clasificaba al ‘scratch’. A los 74 minutos, Raúl Ruidíaz anotó un gol aparentemente con su brazo derecho. El árbitro uruguayo Andrés Cunha primero validó el gol, pero luego consultó si la decisión era acertada y después de varios minutos tomó la decisión de validar el tanto.

Chile 2-1 Bolivia

En el quinto minuto de adición, el árbitro estadounidense Jair Marrufo sancionó un penal a favor de los ‘araucanos’, el mismo que cambió la historia del partido. Según el juez, el defensor Luis Gutiérrez detuvo el centro de Alexis Sánchez con su brazo derecho, mientras que los bolivianos reclamaron porque el brazo del zaguero estaba detrás de su cuerpo. Arturo Vidal anotó el gol que eliminó a Bolivia de la Copa y desató la ira de los bolivianos.

Fuente: LA HORA