La Asamblea Nacional ofreció al menos tres leyes económicas para reactivar las zonas afectadas por el terremoto. Esas normas, sin embargo, todavía están en la cabeza de sus creadores o se cuecen en las comisiones.

Hasta la fecha, solo la Ley de Solidaridad y Corresponsabilidad Ciudadana ha visto la luz. La normativa generó nuevos tributos para la reconstrucción de las zonas afectadas. La oposición denunció que el Gobierno utilizó 120 millones de dólares para “pagar los compromisos con Chevron”.

Sin embargo, el Ministerio de Finanzas sostiene que esos recursos fueron usados para pagar a proveedores de Manabí y Esmeraldas para “reactivar la economía”.

La Ley del Turismo, Ley de Defensa al Artesano y la Ley de Pesca son las que están en lista de espera, dijo la titular del Legislativo, Gabriela Rivadeneira, el 27 de marzo.