EE.UU. avanza en un plan para cobrar aranceles por cientos de millones de dólares anuales a las importaciones de seis países en represalia a los impuestos con los que esas naciones gravan a las empresas tecnológicas estadounidenses, informa Bloomberg.

Una amplia gama de productos que ingresan al país norteamericano procedentes de Reino Unido, España, Italia, Austria, Turquía y la India podrían verse afectados con aranceles de hasta un 25 %, reporta el medio citando datos de la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos (USTR, por sus siglas en inglés).

Estas imposiciones se pretenden fijar en respuesta a los impuestos que dichas naciones están aplicando a empresas como AmazonFacebook y otros gigantes tecnológicos estadounidenses. En cada uno de los seis casos, el USTR propone imponer aranceles que totalizarían aproximadamente la misma cantidad de los ingresos fiscales que cada país obtendría de las compañías norteamericanas. Según cálculos de Bloomberg, el valor anual acumulado de los aranceles ascendería a 880 millones de dólares.

El más afectado por las represalias

En abril del año pasado, Reino Unido introdujo un impuesto del 2 % sobre los ingresos que las empresas digitales puedan obtener de los usuarios británicos. De esta forma, Londres sería el más afectado por la represalia de Washington, que pretende recaudar 325 millones de dólares de las importaciones británicas, que van desde ropa y cosméticos hasta muebles.

Los aranceles para los productos de Turquía, España e Italia podrían ascender a 160, 155 y 140 millones de dólares, respectivamente, mientras que las importaciones indias y austriacas podrían pagar tasas por otros 55 y 45 millones. La Oficina del Representante Comercial de EE.UU. ha fijado para mayo audiencias públicas sobre dichos aranceles antes de proceder a implementarlos.

A finales de marzo pasado, Washington declaró que todavía estaba a favor de un consenso internacional que se está negociando en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), pero sobre el cual aún no se ha llegado a un acuerdo.

Por su parte, la Asociación de Internet, cuyos miembros incluyen a Amazon, Facebook y Google, dio la bienvenida a la iniciativa del USTR. Su disposición demuestra que EE.UU. está decidido a «hacer retroceder estas barreras comerciales discriminatorias» mientras «continúa trabajando para encontrar una solución viable en la OCDE», aseveró el grupo en un comunicado.

Fuente: Actualidad.rt.com

Visitas de hoy: 0
Total de visitas: 10932