La Función Legislativa recortó su presupuesto. Lo informó la titular, Gabriela Rivadeneira, ayer. El Consejo de Administración Legislativa (CAL) decidió suspender la construcción de las dos torres de su complejo de edificios. Esa obra implicaba un gasto de 30 millones de dólares. Este año, el presupuesto de la Asamblea asciende a 130 millones de dólares. Según Rivadeneira, también se ahorrará 40.000 dólares por la compra de periódicos. Y habrá, ofreció, reducción de personal: no se renovarán los contratos vencidos.