La política, más que los bancos centrales, vuelven a influir en los mercados.

Los precios del oro rondan su nivel más alto en casi tres meses, un reflejo de la ansiedad de los inversionistas frente a un panorama político mundial en rápida evolución.

Los futuros estadounidenses de oro subieron $ 11,50, o 0,9 %, a $ 1.230 la onza troy el lunes después de que la líder de la extrema derecha francesa, Marine Le Pen, reiteró el compromiso de su partido de sacar al país de la Unión Europea y restaurar el franco como moneda oficial. Los precios se mantuvieron en ese nivel el martes.

El alza del oro en las últimas semanas ha sido notable, ya que ha tenido lugar durante un período en el que los datos económicos de Estados Unidos y la economía mundial han mejorado en general. Algunos inversionistas compran oro cuando aumenta la incertidumbre política o económica, creyendo que el metal precioso mantendrá su valor mejor que otros activos en tiempos de inestabilidad. El alza del oro es el ejemplo más reciente de cómo la política ha vuelto a ser un motor clave de los mercados. Antes, se impulsaban por la intervención de los bancos centrales.

Fuente: El Expreso