Los planes de Gobierno de seis presidenciables no contemplan políticas concretas. Solo uno destina un apartado exclusivo para los compatriotas.

Están tan lejos incluso de los discursos y los planes de Gobierno de la mayoría de los candidatos presidenciales en época de campaña. Revisar los documentos es encontrar propuesta tras otra sobre economía, seguridad, justicia, agricultura y una larga lista de otros temas tan importantes como los migrantes.

Sobre ellos, en seis de los ocho planes no existen propuestas concretas que apunten exclusivamente a la comunidad ecuatoriana residente en el extranjero. En uno, el del candidato Lenín Moreno (PAIS), hay unas pinceladas dentro de los planteamientos sobre la unidad regional. Solo el plan del aspirante Washington Pesántez (Unión Ecuatoriana) contempla tres objetivos puntuales. Este Diario contactó a los asesores de los presidenciables para ampliar el tema. Hasta el cierre de esta edición respondieron tres.

Coincidentemente, desde Estados Unidos, el aspirante Dalo Bucaram (Fuerza EC) habla de luchar por el cumplimiento del Plan Retorno. Desde Guayaquil, su par de la alianza CREO – SUMA, Guillermo Lasso, se inclina por ofrecerles “condiciones favorables para emprender y prosperar en Ecuador”. Y Moreno detalla algunas iniciativas como la apertura de más crédito para los nuevos emprendimientos, la acreditación de las competencias adquiridas en el exterior, la exoneración de impuestos en maquinarias y equipos para los migrantes que deseen retornar al agro, entre otras.

No obstante, la realidad de los países que acogen a los ecuatorianos no es de descuidar. Por ejemplo, la decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de cerrar sus fronteras para los ciudadanos de siete países del Medio Oriente inquieta. Bucaram cree que la solución es eliminar los sesgos ideológicos de la política exterior ecuatoriana y buscar acercamientos con Trump, “siempre manteniendo nuestra soberanía”.

La propuesta de Moreno no va por el diálogo. En caso de llegar a la Presidencia, reforzará el actual Plan de Contingencia Consular. Buscará el apoyo de abogados y colectivos a favor de los derechos de los migrantes, sumado al fortalecimiento de grupos como la Celac y la Unasur. Mientras que Lasso está a favor del libre tránsito sin descuidar la seguridad, una de las responsabilidades de un Gobierno. “Protegeremos a los migrantes si las medidas adoptadas llegaran a vulnerar sus derechos humanos”, precisa.

Son 378.666 ecuatorianos registrados para sufragar en las próximas elecciones fuera de las fronteras nacionales. Son solo un puñado que representa a los más de dos millones de compatriotas (según cifras extraoficiales) que han migrado en busca de un futuro mejor.

Fuente: El Expreso