El manejo de internet y de los dispositivos ya no resulta tan complicado para los niños y adolescentes, en ocasiones hasta lo hacen mejor que un adulto. Sin embargo, estas habilidades podrían convertirse en un peligro si no existe un control de por medio por los padres.

En cuanto comienzan a explorar en internet es necesario establecer reglas claras sobre cuándo y cómo pueden usarlo e instruirlos para que los victimarios no los acechen, indica la especialista en seguridad informática de ESET Latinoamérica, Cecilia Pastorino.

Con ella coincide la magíster en terapia familiar Beatriz Gómez y un vocero de la Dirección Nacional de Policía Especializada para Niños, Niñas y Adolescentes (Dinapen).

“Los riesgos en el mundo digital suelen ser muy similares a los riesgos en el mundo físico, pero los medios digitales facilitan anonimato y masividad a los ciberdelincuentes, por lo que algunos peligros se ven potenciados”, añade Pastorino.

Constan como parte de los peligros en el mundo digital, según los profesionales consultados el robo u obtención de información, pornografía infantil, el ciberbullying y el acoso cibernético.

A esto también se puede incorporar el sexting, que consiste en el envío de contenido de tipo erótico o sexual a través de chats y mensajes digitales. El sextorsión (extorsión sexual), en el cual una persona es chantajeada con una imagen o video de sí misma desnuda o realizando actos sexuales.

Además el grooming, en este caso un acosador mediante la manipulación, el engaño y ocultando su condición de adulto, intenta disminuir las inhibiciones del niño e influirlo para que realice acciones de índole sexual.

“Es importante entender que el grooming es un delito en algunos países de Latinoamérica… El mero hecho que demuestre una manipulación e intención del adulto de desinhibir al menor ya es suficiente para denunciar y arrestar al adulto”, explica Pastorino.

Por parte de la Dinapen indican que en las charlas en escuelas y colegios ya se habla del grooming, sexting o ciberbullying. Además direccionan a los padres con pautas para evitar estas situaciones.

Pastorino señala que existen numerosas herramientas para monitorear el acceso de los niños a internet. Estos conjuntos de funcionalidades se conocen como Control parental (una característica especialmente útil para padres y responsables educativos que desean impedir que niños o adolescentes puedan acceder a páginas web inapropiadas). Asimismo, sostiene que hay técnicas forenses y datos que se pueden utilizar por parte de investigadores para encontrar a los acosadores y criminales detrás de estos perfiles falsos.

La especialista en seguridad informática añade que los acosadores siempre utilizan cuentas no verídicas, las cuales son creadas y actualizadas regularmente para crear una identidad digital que resulte fidedigna.

De acuerdo a Gómez, no es fácil identificar cuando un menor está siendo acosado, sin embargo hay algunas pistas que deben considerar los padres para estar más atentos a sus hijos, como el cambio en el estado de ánimo, se muestran más callados, nerviosos o tristes, se desesperan por entrar a internet y estar a solas. También menciona cuando es muy frecuente que estén siempre en contacto con una persona que es adulta, que cuenten que tienen un amigo que es como un padre o hermano que lo entiende mucho, que ese amigo le dice que él o ella tiene la razón y que no la tienen los padres o cuando tienen objetos que no han sido comprados por los padres y al consultarles cuenta que se los regaló un amigo.

¿Se les debe prohibir totalmente a los niños que naveguen en internet? La psicóloga indica que no, pero los padres deben dar seguimiento a lo que hagan en las redes. “La solución no es prohibir, sino (dar) comunicación, información sobre lo que se debe y no hacer o decir en redes sociales y a personas que no conoce”, dice.

El entretenimiento no está solamente en el mundo virtual, la psicóloga recomienda a los padres llevar a los niños o adolescentes a cursos vacacionales acorde a la edad y preferencia, y realizar actividades dentro o fuera de la casa. En caso de existir cualquier tipo de acoso cibernético, el representante de la Dinapen aconseja denunciar ante las autoridades.

Fuente: El Universo.