El Oro, Machala.-

Las moscas que salían por las rendijas de la puerta de un departamento, llevaron a descubrir el cadáver en estado de putrefacción de Mercedes Pereira, de aproximadamente 72 años.

El hallazgo se registró cerca de las 18:00 de ayer, en el departamento 201 del bloque cuatro de los Condominios de Las Brisas, que están en las calles Arízaga y 25 de Junio, en Machala.

Según vecinos, desde el departamento de la adulta mayor, quien vivía sola, siempre se percibían malos olores, por ello, incluso el 23 de marzo enviaron una carta al Ministerio de Salud Pública para que llegaran a atender a la mujer, pero al no ser familiares directos, no fueron atendidos.

El testigo indicó que después se agravó la emergencia e imaginaron que Pereira se fue con familiares porque dejaron de verla hace 20 días.

Incluso el domingo anterior se registró el robo de una bomba de agua y los vecinos comentaron que desde el departamento los malos olores aumentaron, entonces dieron aviso a las autoridades, pero tampoco llegó la atención. Aseguraron que desde el ECU – 911 también les pedían ser familiares directos para actuar.

En la tarde de ayer, una vecina se percató que de las rendijas de la puerta salía una gran cantidad de moscas y al no soportar los malos olores, volvieron a llamar al número de emergencia.

Agentes de la Policía Nacional llegaron para constatar la procedencia de el olor a putrefacción y al ingresar al departamento de la adulta mayor, la encontraron en avanzado estado de descomposición.

Agentes de la Dirección de Delitos Contra la Vida y Muertes Violentas (Dinased) llegaron para realizar el levantamiento del cadáver por orden de Fiscalía.

Se presume que la causa de muerte sería por infarto, pues la mujer padecía de psoriasis, que es una enfermedad frecuente de la piel que acelera el ciclo de vida de las células cutáneas.

En un ataúd de madera, los gendarmes sacaron el cuerpo y después de embarcarlo en una camioneta, lo trasladaron al cementerio para sepultarla, esto como parte de las medidas sanitarias.

Fuente:www.diariocorreo.com.ec