La acción tomada por el primer mandatario se realiza a la par, del proyecto de Ley de Blanqueo de Capitales que deberá ser aprobado por el Congreso.
El presidente de Argentina, Mauricio Macri, repatrió los 18 millones de pesos (un millón 304 mil dólares) que mantenía en un banco de las islas Bahamas, para invertirlo en bonos locales, emitidos por su Gobierno.
El objetivo es «demostrar su confianza en la economía y en el país», esbozaron fuentes cercanas al jefe de Estado al diario argentino La Nación.
Una vez que la investigación conocida como Panama Papers o Papeles de Panamá se dio a conocer, se supo que Macri era el director de la sociedad offshore Fleg Trading, que labora en las islas Bahamas, reconocida por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) de Argentina como un paraíso fiscal.
>> Macri se presenta ante la justicia por el caso Panama Papers
En su momento, Macri aseguró que se trataba «del mismo dinero declarado en cuentas en Suiza y Estados Unidos», y añadió: «Lo que sucedió es que (el banco suizo) Julius Baer compró Merrill Lynch y cambió su domicilio en Bahamas».
La medida coincide con el proyecto de Ley de Blanqueo de Capitales, el cual establece el pago de sentencias y reajustes a jubilados previa apertura de un blanqueo de capitales.
>> Macri no descarta sancionar a periodistas que revelen blanqueo.

Fuente: TELESUR